El Presidente del Consejo Nacional para Prevenir la Discriminación, Gilberto Rincón Gallardo, firma la Convención de Naciones Unidas sobre los Derechos de las Personas con Discapacidad el 30 de marzo de 2007. Dicha Convención fue ampliamente impulsada por México.